La muerte en la literatura infantil

La muerte como tema protagonista en libros para lectores infantiles ya ha tenido espacio en varias ocasiones en Biblioabrazo.  Hemos querido hacer unaselección de lecturas con este tema,  algunas publicadas ya hace años y otras que son ediciones recientes. También hemos querido anotar algunas ideas introductorias que nos ayuden a situarnos ante este tema.

Aunque la muerte sea un tema complicado, no dejan de publicarse historias que buscan aliviar tensiones, reconocerse en otros, superar temores y responder de manera sencilla a este asunto inquietante y doloroso, natural e irremediable.

Ilustración de Isidro Ferrer para Una casa para el abuelo, Ed. Sins entido.

 

Leyendo estudios sobre la presencia de la muerte en la historia de la literatura infantil y juvenil, podemos resumir que ha sido un tema latente en los relatos tradicionales y cuentos de hadas que todos los niños escuchaban en boca de los mayores; se convirtió en un tema velado y censurado a los niños en los inicios del siglo XX y fué a partir de los años setenta y en los inicios de los años ochenta, cuando vuelve a retomarse con la corriente del realismo crítico,protagonizando este tema en numerosos cuentos, poemas y novelas para niños y adolescentes.

Ilustración de Miguel A. Díez para El último canto, Ed. OQO

No podemos negar que nos cuesta aceptar la muerte y en ocasiones se hace de ella un tema excluído o cuanto menos, se le da un buen rodeo cuando es la voz de un niño quien pregunta.

No es sencillo, pero los niños también se hacen preguntas y a veces viven de manera cercana la pérdida de un ser querido. Ellos necesitan escuchar sugerencias que de manera simbólica seguramente les permitan avanzar hacia la madurez sin traumas insalvables y puedan aceptar el tránsito del tiempo, la pérdida, la ausencia y el recuerdo.

Es notorio que a la muerte se le teme por todo lo que hay de desconocido en ella. Se le teme porque con ella nos ausentamos de todo lo que hemos aprendido a amar, de la naturaleza, del pensamiento y hasta del amor mismo. Y, se le teme, a veces mucho, porque el hombre se hace silencio con la muerte. Armando Quintero

Ilustración de Ulises Wensell para Un poema en la barriga, Ed. Oxford

=

Bruno Bettelheim, en su Psicoanálisis de los cuentos de hadas, comentaba que los profundos conflictos internos deben estar presentes en la literatura infantil porque es un modo de superarlos.

Él utilizó muchos de estos cuentos como terapia para niños que habían vivido en campos de concentración nazis.

Los cuentos tradicionales se toman muy en serio las angustias existenciales y hacen hincapié en la necesidad de ser amado, el temor al desprecio, el amor a la vida y el miedo a la muerte.

 

 

Anuncios